Datos personales

Mi foto
Las únicas personas que me agradan son las que están locas: locas por vivir, locas por hablar, locas por sentir...

sábado, 31 de mayo de 2008

¡EXTREMadamente genial!

3 opiniones

Así fue el concierto de Extremoduro la pasada noche. ¡Disfruté como nunca! Pero será mejor que empiece por el principio y haga una crónica extrema en condiciones.

Salimos de Ávila, mi hermano, Tamara (una amiga de mi hermano) y yo, a las 6.30 de la tarde y a las 8.00 llegamos a la estación de trenes de Salamanca. Nos dirigimos hacia donde se celebraba el concierto: El multiusos Sánchez Paraíso. Estaba petadísimo de gente con pintas, ("grunch", como dice mi hermano), haciéndo botellón. Nunca había visto tanta gente junta de la que me gusta a mí, será que Salamanca tiene algo especial. Unos amigos de Tamara tenían las entradas así que hicimos tiempo, como no, en un bar cercano. Y ahí ya empezó la fiesta. Después de dos o tres copichuelas, volvimos al multiusos y, por fin, sobre las 10 menos algo, llegaron los amigos con las entradas.

Después de esperar una cola interminable...

...esto fue lo que nos encontramos:

Nos metimos en los baños directamente y después directos a todo el mogollón. Me juré que un concierto de Extremo no podía ser una mierda, así que fui un poco a mi rollo, centrándome un poco en mí, siendo un poco egocéntrica por una noche, y empecé a tirar pa' lante. Entre saltos, empujones y "lo sientos" de por medio, me fui colando hasta tener una mejor perspectiva del gran Robe Iniesta, aquí está la prueba:


Salté como una loca, sudé como un cochinillo y me lo pasé como una enana. Sólo me queda decir que... ¡ARRIBA EXTREMO!

FIN

.........................................................................................................................................................................

PD: La fiesta que hubo después del concierto, es decir, desde las 12.30 o 1.00 hasta las 5.30 de la mañana, fue espectacular, pero mis lagunas mentales no me permiten contar aquí lo bien que me lo pasé.

PD2: ¡Ole, ole y ole! Nunca pensé que mi hermano fuese tan cachondo. Por fin sé que también se sabe divertir como las personas normales. ¿Será este el principio de una bonita relación de hermanos fiesteros?

PD3: Klover, espero que esta entrada te haya servido como respuesta a tu comentario. No quería destripar mi experiencia conciertera antes de publicar esto. Un petò.

Agur.

martes, 27 de mayo de 2008

Escapadas...

3 opiniones


Comienza el principio del fin. Del fin del curso, quiero decir. Y con él llegará el buen tiempo, las fiestas interminables y las "escapaditas".
Por fin, después de tantos meses esperando, llega el tiempo de salir de la "ciudad medieval" por excelencia. Las ganas de descubrir cosas, de ver ciudades diferentes, de conocer gente nueva siempre han estado y estarán dentro de mí. No lo puedo evitar. Y, además, es que no quiero evitarlo.

Aunque mi cabeza se pierda pensando y soñando en los viajes que haré, la realidad es otra muy distinta: es hora de trabajar todo lo que no he trabajado durante el año.
Hoy lo comentaba con una amiga mientras subíamos por las escaleras del instituto:

Yo: Joder, los de segundo de bachillerato parecen almas perdidas... siempre vagando por las clases vacías, solos y con un montón de apuntes en las manos...
Ella: Pues al año que viene seremos nosotros los que estemos así...

Es verdad. Tan sólo tres meses para que empiece la carrera sin descanso hacia la selectividad. Y después, jugárselo todo a una carta. "Si apruebas puedes ser libre de hacer lo que quieras, si suspendes, puedes darte por jodida". La vagueza, la rebeldía, el "yo no quiero ser como los demás" se desvanecen en la tinta del boli que utilizarás en el examen que marcará tu vida. Al final hay que pasar por el aro.

Vaya mierda.
........................................................................................................................................................................

PD: Antes de ayer comencé a leerme el libro de Mercedes Castro: "Y punto". Os lo recomiendo sinceramente. Sobre todo, si eres mujer. Tan sólo llevo dos capítulos y estoy enganchadísima. Vuelvo a mi horario nocturno con el que casi me cargo el primer trismestre, pero seguro que merece la pena.

PD2: Este viernes 30 voy al concierto de Extremoduro en Salamanca. Un concierto que llevo esperando desde que tenía 13 años, no me puede defraudar. ¡ARRIBA EXTREMO!

PD3: El día 14 de Junio hay una cita obligada en Madrid. Es la Feria del Libro (cosa ya bastante importante de por sí) y estarán Buenafuente y Mercedes Castro firmando libros. ¿Puede haber algo mejor?

martes, 20 de mayo de 2008

Por encargo

4 opiniones

Hoy tengo la entrada hecha gracias a Petit Bonbon*.

Hace unos días me pasó un "meme" por su blog y, aunque no sé muy bien qué es, si que sé lo que debo hacer y, además, la idea me ha gustado: debo contar 7 "cosas" sobre mí.
A veces las cosas más sencillas son las mejores.
Ahí voy:

1.- Me gusta pensar que las cosas saldrán bien. Siempre se puede ver el vaso medio vacío, pero ¿por qué amargarse si se puede ver también medio lleno? No es lo mismo tener días malos, que vivir en un estado permanente de 'bajón'.
Todos preferimos ver una sonrisa que un llanto, ¿o no?

2.- Vivo en un caos permanente y, lo mejor de todo, es que me gusta. Las normas, los horarios... es algo que siempre he odiado. Supongo que siempre he vivido a mi rollo y que, a estas alturas, vengan a decirme lo que tengo que hacer... no me gusta un pelo. Ya sabéis: '¡Anarquía y cerveza fría!'

3.- Quiero ser diferente. Nunca me ha gustado seguir la moda de turno y más si me parecía una solemne estupidez. Distinguirte de la gente es algo que aprecio de verdad y mi máxima siempre ha sido esa y, aunque en muchos aspectos no la haya conseguido, seguiré luchando por no ser como el resto del rebaño. Supongo que el peor insulto que me pueden decir es que soy normalita.

4.- (El Robocop :P) La televisión, el mayor invento de la humanidad (en aspecto de ocio, claro). Creo que podría decir que soy (o más bien, era) una adicta a este aparatito, porque aunque desde este último verano en adelante la haya dejado un poco de lado, mis 3 ó 4 horitas de tele dirarias no me las quita nadie. Es probable que tantas horas invertidas frente a la pequeña pantalla me hayan hecho decidir con más seguridad hacia dónde quiero dirigir mi vida y, en concreto, mis estudios.
En este apartado tengo que nombrar al mejor programa que he visto en toda mi vida y del que me siento orgullosa de decir que formo parte de su foro (aunque lo tengo un poco abandonado): Buenafuente.

5.- Me considero una persona cultural. El arte, la música, la literatura... me interesan de manera notable, ya sea de grandes artistas o de principiantes (con talento), me parece digno de admiración que alguien sepa plasmar una idea en un papel o cualquier otro elemento. Y si encima tiene estilo, ¿qué más se puede pedir?

6.- Adoro viajar. Vivir en una ciudad amurallada hace que me sienta asfixiada muy a menudo y alimenta mis ganas de salir de este pueblucho. Eso sí: ¡NO a los viajes organizados! Si se viaja es para conocer los aspectos que más vayan contigo del lugar que visites. No quiero tener sólo una hora para comer, ni quiero tener una tarde entera de compras en un centro comercial a las afueras. Quiero poder quedarme toda una tarde en un parque al aire libre, dormir hasta que me echen de la habitación del hotel, pasarme horas y horas dentro de un museo o una librería, pasear por las calles sin ver nada en especial, sin prisas, sin preocupaciones.

7.- Mi autoestima viaja en una montaña rusa. Necesito rodearme de buena gente, que me ayude y a la que pueda ayudar, y saber que no soy una inútil total. Tener creatividad y sorprender a la gente son dos valores que me encantan y que, por desgracia, no poseo.



Título: "Sonría, por favor"
Autor: Andreu Buenafuente
Fuente: Captura.org




Continúo con el juego y les paso la pelota a los siguientes blogs:

miércoles, 14 de mayo de 2008

Clase de lengua (castellana) by the face.

3 opiniones

Me encantan las clases de lengua. Son los únicos 50 minutos donde me olvido de que estoy en el instituto y difruto de una clase donde se aprende de todo. Sin interrupciones infantiles ni distracciones absurdas.

Hace unas semanas, estuvimos trabajando un texto muy interesante. Aúna dos de los temas que más me interesan: la juventud (obviamente me interesa porque la estoy viviendo) y la literatura.
He aquí el texto:

SON LIBRES

Les educamos en el vacío más puro y perfecto de la odiosa educación. Les dijimos que no hay nada que valga algo fuera del dinero. Hay que comprar cosas, cambiar cosas, romper cosas y vovler a comprar más cosas. Crecieron oyendo que la familia es un fracaso. Que no hay Dios ni representante suyo en la tierra. Que no hay ley porque nadie la acata. Que la moral es un estorbo y la ética es otro. Que hay que ser despiadado y divertirse a expensas de los demás. La dictadura fue una mierda y la democracia es un asco, aunque tiene el aliciente de permitirlo todo. El mundo está podrido. Nadie dice la verdad porque la verdad no existe. Vivimos en el reino de la corrupción y del egoísmo. Y ellos lo comprendieron sin demasiada dificultad. A la edad e 12 años, a veces incluso antes, irrumpen en el caos triunfante ufanos de su condición.
Aquí están. Visten de marca. Huelen a litrona, escape de velomotor, porro y nicotina. Su aspecto es de ejecutivo precoz y de estrella rockera, a aprtes iguales, si son machos. Y una mezcla sugestiva de modelo de alta costura y de viciosilla barriobajera, si son hembras. Al rozarles en cualquier esquina pueden escupirte, ponerte la zancadilla o hacerte la reverencia del humilde servidor. Cuando esto último acontece, las carcajadas restallan estruendosas sirviendo de aviso para que, más alla, otros sujetos de la misma tribu se alerten y puedan completar su misión. Entonces insultarán a la anciana, increparán al mendigo, atacarán al inválido, o, si ello no colma aún sus ansias de regocijo, lanzarán botellas contra tu pescuezo. Y uno dirá: "¿Pasa algo, tío?".
Sería injusto regañarles. Aprendieron la lección. Tampoco debemos sentirnos defraudados. ¿Acaso no son hoy tan libres y dichosos como anhelábamos que fueran?.

Ignacio Carrión.

Este artículo tiene más de 20 años de antigüedad y, aún así, sigue teniendo vigencia, ¿no creéis?.

Me gustó el texto y mucho, por qué no decirlo, y como con todas las cosas que verdaderamente me gustan, me apliqué a fondo e hice un comentario de texto digno de una entrada de blog.
Os pondré sólo el fragmento que mi profesora calificó de "especialmente bueno", aunque el comentario entero, lo describió como "brillante, como es habitual" (y aún no sé si eso es bueno o malo...):

En mi opinión, la sociedad española, después de haber vivido cuarenta años de dictadura, no supo encajar bien el "golpe" de la libertad y eso repercutió en la educaión de los jóvenes. Se quiso romper radicalmente los moldes que habían sido impuestos durante el franquismo y, en cierto modo, salió "el tiro por la culata", es decir, que de pasar de unas reglas muy estrictas e inamovibles, a que no hubiese ninguna es algo que la sociedad no pudo abarcar en el momento e , incluso sin haberlo digerido, se lo trasmitió e inculcó a los adolescentes.

Cuando terminé de escribirlo y lo leí, me sorprendió que pudiese escribir así. ¡Al final va a resultar que no escribo tan mal como yo pensaba! Con lo que me gusta a mi escribir...

¡Adeu!

miércoles, 7 de mayo de 2008

Libertad, libertad...

7 opiniones




Esto, seguramente, será mi comida durante los próximos cuatro días. ¿La razón?: Mis padres se van de 'vacaciones'.

Nos quedamos mi hermanito y yo en casa. La verdad es que se agradece la confianza que depositan nuestros padres en nosotros, aunque sepan exactamente lo que va a pasar según salgan por la puerta...
El finde se presenta así: el jueves, mis padres cogen el coche a mediodía y se van a pasar unos cuantos días entre aguas termales, chorros de agua caliente y piscinas climatizadas en un Spa bastante 'agradable' (según ellos), 'pijo' (según yo).
El viernes, toca madrugón. Mi amada motillo tuvo un 'percance' y tendré que ir al instituto en conche con Gochi y hay que llegar prontito a su casa para dar buena impresión!
Después de: comer, ver la tele, picar algo, estar en el ordenador, merendar... durante toda la tarde, llega lo bueno: ¡fiesta en mi casa por todo lo alto! Evidentemente, mi hermano y yo, desde que oímos por casa aquello de: "nos queremos ir unos días por ahí, nosotros dos solos" de boca de mis padres, se nos activaron las antenas y planificamos todas nuestras noches al detalle. Que si yo me quedo con la bodega para estar con mis colegas, que si yo con el salón, que si yo el sábado voy a hacer una barbacoa... en fin, que pocas veces pasan estos milagros y hay que aprovecharlos.

Ah! Por cierto, si os preguntáis qué pasará el sábado y el domingo... en fin, digamos que el viernes entraremos en un "día de la marmota" que durará dos días más. El lunes a mediodía se nos acaba el chollo. Mis padres regresan a casa por Navidad...

Haré fotos, muchas fotos y tendré otra entrada para actualizar la semana que viene. Asique, tranquilos, que habrá 'crónica vacacional', ¡segurísimo!

¡Agur!